PIEDRAS Y MAGOS

El actual Mondoñedo nace alrededor de 1112, cuando el terror a los ataques vikingos desplaza la sede episcopal hacia una zona interior. Tiempo después se va a levantar la catedral, y a su alrededor un casco urbano que hoy es Conjunto Histórico-Artístico y retiene el sabor de los tiempos de grandeza de la villa. Mondoñedo fue capital de una de las siete antiguas provincias gallegas, forma parte del Camino de Santiago y se ha señalado su relación con los bretones llegados a Galicia en los albores de la Edad Media. Además de contar con ese lustroso pasado, vio nacer a Álvaro Cunqueiro, cuya prosa incomparable pobló estas tierras de historias fantásticas y puso el gallego en la boca de Merlín y de Simbad.

Catedral y museo Catedralicio

La que llaman, por su poca altura, catedral arrodillada, fue consagrada en 1248 y reformada varias veces en siglos posteriores. Su estampa se abre a la plaza de España y compone con ella un majestuoso escenario que la estatua de Cunqueiro contempla a poca distancia. El museo del templo es el más importante de cuantos existen en Galicia de arte sacro. Entre retablos, tallas y piezas de orfebrería muestra una peculiar colección de ropajes y zapatos que los antiguos prelados usaban en las grandes solemnidades.

Cueva del Rei Cintolo

Las fantásticas cavidades y galerías de esta gruta han dado pie a varias leyendas sobre un monarca que parece inspirado en la tradición artúrica. Según la más conocida, Cintolo, señor de estas tierras, tenía una bella hija que se enamoró de un conde. Pero otro pretendiente, conocedor de las artes mágicas y comido por los celos, sepultó el reino en las entrañas de la tierra. Allí continúa, petrificado, esperando que alguien deshaga el encantamiento.

Barrio de Os Muíños

En esta pintoresca zona, las aguas del Valiñadares discurren entre las casas por multitud de canales que en tiempos dieron servicio a los molinos, hoy inactivos. Hay que buscar la fuente de Os Pelamios, con sus cuatro caños, y acercarse al vecino puente de O Pasatempo, otro de los lugares históricos de Mondoñedo: aquí fue retenida la esposa de Pardo de Cela para impedir que el indulto que portaba llegase a tiempo de salvar la cabeza del noble.

Casco Histórico

El conjunto formado por plaza y catedral es la imagen más conocida de la villa, pero a su alrededor se disponen callejuelas de trazado medieval que vale la pena recorrer. El Palacio Episcopal, los conventos y las iglesias recuerdan que la historia del lugar está íntimamente ligada a su condición de sede diocesana, y otros edificios nobles completan, junto a las casas tradicionales, un entorno tan bello como acogedor.

Salto do Coro

La ruta que lleva hasta esta idílica cascada empieza en la Fonte Vella, frente a la casa en que nació Cunqueiro. Y es un punto de partida acertado para un camino que discurre entre viejas piedras, huertas, regatos y bosques. El Salto do Coro aguarda tras una larga pendiente que, sin duda, vale la pena subir.